top of page
  • elfesa4

Conservemos nuestro suelo

Actualizado: 9 jul 2023

5 de julio de 2023


A escala global, el 24% del suelo se está degradando. Alrededor de 1.500 millones de personas dependen directamente de estas áreas degradadas. Cerca del 20% de los suelos degradados son tierras de cultivo y entre un 20 y un 25%, pastizales.


Entre las zonas, la más afectadas por la desertificación es África, seguida por Asia, América Latina, el Caribe, el sur de Europa y España. El desierto del Sahara en África es el más extenso del mundo y sigue avanzado. Ocupa ya varias partes de Mauritania, Mali, Chad, Sudán, Níger, Gambia y Cabo Verde.


En España, Canarias y Murcia son las Comunidades Autónomas con mayor proporción de superficie con riesgo significativo de desertificación, con cerca del 80% de su territorio incluido en las categorías de riesgo Muy Alto, Alto o Medio. Les siguen Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana y Andalucía, con más del 50%.


La desertificación es la degradación de las tierras de zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas resultante de diversos factores, tales como las variaciones climáticas y las actividades humanas, según la definición del artículo 1 de La Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CLD).


Existen medidas para restaurar los suelos degradados y desertizados pero la primera de ellas es la prevención, es de decir, no llegar a realizar el daño que luego cuesta bastante reperarlo.


La prevención requiere de cultura, educación e incentivos, dado que en muchos casos los programas de mitigación y combate de la desertificación se enfocan, equivocadamente, solo a las causas directas dejando en segundo plano las causas indirectas y subyacentes teniendo como resultado poco o nulo éxito en sus acciones.





Sin duda, el aspecto más dañino de la desertificación es la disminución de su capacidad productiva, es decir, su fertilidad, por lo que es necesario recuperar el aporte de materia orgánica y las condiciones ambientales para que los microorganismos edáficos cumplan su papel



Uso del agua


En cuanto al uso del agua, sin duda alguna es el riego por goteo el que mas aprovecha aprovecha el agua, e Según el documento:


Investigaciones realizadas afirman que con el riego por goteo se logra un ahorro de agua entre el 30 y el 50% con respecto al riego por aspersión, por inundación y/o continuo, debido a que la aplicación de agua es de bajo volumen en comparación con dichos sistemas de riego, lo que permite conservar el agua, incrementar significativamente la calidad y producción de los cultivos y aumentar el área de riego. Entre las ventajas adicionales se encuentra la aplicación de agroquímicos por medio de inyección (fertirriego) y, por ende, el ahorro en mano de obra y un mejor aprovechamiento en los nutrimentos por el cultivo, aspecto que se destaca en relación con el uso de suelos desertificados para la agricultura [64], [63], [65, 66].’


Estrategias de Lucha Contra la Desertificación


La prevención se logra mediante la adopción de prácticas sostenibles del uso de la tierra. Aquellas que por su efectividad se estudian en este artículo, son:


Utilización de vermicompost


La mejora en la composición y las características de abonos se da a través del compostaje, proceso mediante el cual se busca una descomposición biológica de los componentes orgánicos de los materiales desechados que se produce bajo condiciones controladas en las cuales intervienen variados microorganismos (lombrices (vermicompost), bacterias, hongos ) que requieren oxígeno, humedad adecuada y sustratos orgánicos heterogéneos en estado sólido.


Agricultura de siembra directa: Implantar cultivos sin labranza para impedir remover la tierra, se contribuye a mejorar la estructura y estabilidad de los agregados del suelo, incrementar su fertilidad, mantener la humedad y reducir la oxidación de la materia orgánica. Los canales generados por las lombrices y las raíces son más estables y permiten mayor ingreso de agua al perfil; se protege el suelo del impacto de las gotas de lluvia; reduce la velocidad de escurrimiento del agua y la pérdida del suelo en sitios con pendientes; amplía el tiempo de permanencia sobre los residuos para una mejor infiltración, además de obtener un efecto inhibitorio sobre diversos patógenos (plagas, malezas y enfermedades) y de aumentar el rendimiento promedio en la producción de cultivos


Rotacion inteligente de los cultivos


Una rotación de cultivos es la base de un suelo sano con una presión mínima de enfermedades y plagas. El diseño de una buena rotación de cultivos puede ser un desafío y requiere, entre otros requerimientos, de un buen conocimiento de las condiciones locales. En este video se muestra por qué y cómo diseñar una buena rotación de cultivos.

El rendimiento de un cultivo disminuye cuando es cultivado de forma reiterada en el mismo suelo durante mucho tiempo. Las causas más importantes son las enfermedades edáficas y los nematodos del suelo, que precisan de una planta hospedadora susceptible para poder sobrevivir y multiplicarse. El suelo se fatiga debido a que las raíces de un mismo cultivo siempre


¿Por qué rotar los cultivos?


La rotación de cultivos es una de las estrategias más antiguas y efectivas para el control de las enfermedades y plagas del suelo. Sin embargo, el resultado final - un mayor beneficio económico - depende en gran medida de la elección, la frecuencia y el orden de los cultivos dentro del diseño, así como, de su ajuste a las condiciones locales, y de la integración de otras prácticas de manejo.

Una buena rotación de cultivos preserva la salud del suelo a largo plazo, a la vez que mantiene baja la incidencia de las enfermedades y las plagas. Como resultado, el rendimiento de los cultivos será el adecuado. El mantenimiento de una buena fertilidad y estructura del suelo, son otras de las razones para realizar una buena rotación de cultivos.




En este video está explicado mucho mejor

Es un sistema de cultivo mixto que busca mantener o imitar algunas de las estrategias que el bosque natural aplica para asegurar nutrientes a toda la cobertura vegetal, con lo cual se pretende lograr un consumo equilibrado de los nutrientes disponibles en el suelo sin que exista el agotamiento de ninguno en particular.


Los sistemas agroforestales combinan el uso de la tierra con especies leñosas (agrosilvicultura), agrícolas (plantación de árboles en granjas ya existentes) y/o animales (silvopastoreo) con el fin de diversificar la producción [21], [41]. El propósito es lograr un sinergismo que conlleve a la protección de los cultivos de la acción del viento gracias a las barreras formadas por los árboles, a la provisión de sombra inicial dada por los cultivos a las plántulas y al aprovechamiento de nutrientes de horizontes inferiores de los suelos a través del sistema radicular de los árboles [42]; los árboles son refugio para las aves, mamíferos y otros organismos los cuales enriquecen el área bajo el dosel con nutrientes mediante sus defecaciones lo que se refleja en la menor 122 123


Bibliografía

Lizeth D. C Molina, Liliana P. Lozano ‘La Desertificación del Suelo, Aspectos y Estrategias de Lucha’; Universidad de La Salle, Programa de Ingeniería Ambiental y Sanitaria, Bogotá, D.C. Colombia


14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page