Por una alimentación Sabrosa, Saludable, Sana y Sostenible

24 de mayo de 2020

Este sábado, también tuvimos el mercadillo verde semanal organizado por Alucinos La Salle, donde acuden las familias necesitadas a provisionarse de frutas y verduras.

Hemos dedicado un día solo al reparto de vegetales, porque queremos incidir en la necesidad de tener una dieta sana porque es clave para nuestra salud tanto física como mental.

Por esta razón hemos puesto la  famosa pirámide alimenticia y explicaremos el porqué de poner los alimentos en forma de pirámide

.

La forma triangular de la pirámide nutricional nos orienta sobre la frecuencia y las cantidades que debemos consumir de diferentes alimentos. En los primeros eslabones, se sitúan los alimentos que más peso han de tener en la alimentación diaria. A medida que vamos subiendo de niveles, aparecen otros alimentos que hay que consumir en menor cantidad.

 

En el vértice e sitúan alimentos de consumo opcional y que en caso de consumirse, ha de ser ocasionalmente.

 

La pirámide de alimentación saludable actual se presentó en diciembre de 2016 y tiene como novedades más destacables que en la base no hay alimentos. Está conformada por recomendaciones para mantener un estilo de vida saludable.

 

Alimentos en diferentes niveles

A partir del segundo nivel, se clasifican todos los alimentos de consumo habitual. Encontramos los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, como las harinas o la pasta, cereales o tubérculos. Se recomienda que se consuman en su versión integral, y en el caso de los derivados como el pan o las pastas se elaboren también con harinas de grano entero.

 

Estos alimentos que constituyen la base de la dieta mediterránea y que deben estar presentes en cada comida principal, lo recomendable es que haya entre cuatro y seis raciones al día. La cantidad recomendada dependerá de la actividad física que realicemos.

 

En el tercer nivel de la pirámide alimentaria encontramos frutas, verduras y hortalizas. Se recomienda consumir fruta fresca entre tres o cuatro veces al día, y verduras y hortalizas de dos a tres veces al día. La suma entre estos dos grupos, las frutas y verduras y hortalizas debe ser mínimo de cinco raciones al día.

 

En el cuarto nivel se incluyen alimentos de consumo diario. Alimentos proteicos como lácteos, carnes magras, pescados, huevos, legumbres, y también los frutos secos. Los lácteos se muestran como un grupo aparte porque además de proteínas son la mejor fuente de calcio en nuestra dieta y hay que consumirlos diariamente, entre dos y tres raciones. Y preferiblemente semidesnatados.

 

En el nivel superior, están aquellos alimentos de consumo ocasional u opcional. No es necesario consumirlos y en caso de hacerlo se recomienda que sea de una forma ocasional (no más de una vez a la semana) y moderada. En esta cúspide de la pirámide tenemos carnes rojas procesadas, productos ricos en azúcar añadido, (bollería industrial helados, bebidas azucaradas, y las grasas untables como la mantequilla o la margarina.

En los niños, es donde hay que tener un cuidado especial, ya que la tendencia ahora es a que consuman demasiados azucares, alimentos procesados y grasas no recomendables. Este hábito, es casi siempre cuando están viendo la televisión, jugando a la tablet, etc..lo que origina un aumento preocupante  de peso en los niños.

Por eso estamos volcados en crear a la gente y sobre todo a la infancia este hábito de una alimentación sabrosa, saludable, sanay sostenible, y además con ejercicio físico

 

Síguenos
instagram1.jpg
  • Facebook Clean
twuiter1.jpg