top of page
  • elfesa4

Historia de Stella Maris

13 de julio 2023


La Historia de la Iglesia Stella Maris, pasa necesariamente, por la historia de la creación del barrio de Orcasitas


La historia del nacimiento del barrio de Orcasitas, que debe el nombre a una de las personas propietarias de muchos terrenos, se debe al proceso de abandono del mundo rural fundamentalmente en Extremadura, Castilla La Mancha y Andalucía por personas que no disponían ni de medios económicos ni de formación alguna. Empezaron a ocupar estas zonas en chabolas, sin agua, luz, ni saneamiento y sin ningún servicio de tipo social.


Cuando comenzó la ocupación del espacio, se puede observar en la cartografía que existían solo 2 hitos singulares: un basurero y un quemadero de basuras. Prácticamente, solo existía la iglesia Maris Stella, con un pequeño núcleo escolar anexo y algunas casas próximas. Esta iglesia, fue bombardeada durante la guerra civil aunque mantuvo parte de la estructura, y de ahí su nombre de la Iglesia Rota


Estamos en los años cuarenta del siglo XX. Antes de seguir, conviene recordar que, en Europa, ya habían sufrido este proceso antes que nosotros, por razones políticas, y es justo cuando empieza el periodo de industrialización.


La explicación es sencilla: la técnología comienza a desarrollarse de forma vertiginosa si la comparamos con todas la épocas pasadas, lo que incide en el trabajo del campo, que siempre ha sido la principal fuerte de trabajo en toda la historia, deje de pertenecer a muchos, para pertenecer solo de unos pocos, aquellos que podían comprar la maquinaria, quedando el resto sin bienes y sin trabajo. Ante semejante situación, la gente emigra por fuerza a las ciudades, que es donde están las fábricas, obras públicas, etc.., convirtiendose en la única alternativa de vida, para ellos y sus familias.


Por ejemplo en Inglaterra, este éxodo humano provoca en las grandes ciudades, hacinamiento, chabolismo, falta no solo de servicios ya comentados, sino de servicios sociales como escuelas para los niños y médicos para la población. Además, como existe mucha demanda de trabajo, los patronos no se privan de obtener la máxima productividad y ganancias, por supuesto a costa del obrero. Sin legislación alguna, la jornada de trabajo era de 18 horas/día, los niños ganaban la mitad de una persona mayor y trabajaban durante 14 horas, las condiciones higiénicas en las fábricas eran nulas, es decir no había…..


En España, la motivación fue la misma, pero casi 50 años más tarde, y por una vez nos vino bien. Porque si bien es verdad que las condiciones de la vida urbana era lo mismo de malas, sin embargo ya se habían legislado leyes y la explotación tan atroz, sobre de todo de Inglaterra, aquí no ocurrió.


En la zona de Orcasitas y San Fermín la personas procedían de Extremadura, Castilla la Mancha y Andalucia, que se instalaron en chabolas y chamizos. En 1957, el ministro de la vivienda, José Luis Arrese comenzó el Plan de Urgencia Social de Madrid, con el derribo de las chabolas y la creación de nuevas viviendas. A partir de que estas personas ocuparan su casa, la situación mejoró infinitamente, si bien considerando que hace casi un siglo. Como en todos los sitios, se comenzó a proporcionar escuelas y servicios sanitarios.


Fotografías de los años 40 y 50 del barrio



Ya en agosto de 1957, el recién nombrado ministro de la vivienda José Luís Arrese, convocó a los medios de prensa para dar publicidad a la aplicación de estas medidas del llamado Plan de Urgencia Social de Madrid, para derribar todas las chabolas y edificar las nuevas viviendas 'económicas' para los realojados.

Dichas vivinedas disponian de cocina, comedor, tres dormitorios e instalaciones sanitarias, con una renta de 140 pesetas al mes en un plan de amortización mínimo de tres años y máximo de siete.


Y llegaron los años 70 y 80. Y con ellos comenzó la lacra que ha padecido y marcado a los vecinos de estos barrios, como a otros muchos de Madrid. Me refiero a la droga.


En estos años, la devastación que hizo la droga fue tan terrible, que la gente se moría en la calle después de haberse inyectado algún tipo de sustancia. En esos momentos, no había ni información, ni trabajo preventivo, ni nada. Solo algunas personas dicidieron por su cuenta que aquello no podía continuar así y comenzaron a tratar a los chavales en la calle. Una referencia clara es el sacerdote Enrique de Castro y otros como él que empezaron a trabajar con la gente en la calle. También se sumaron las madres de los afectados llamadas madres contra la droga donde pedían al estado medidas y ayudas para poder luchar contra.


Y por fin, en el año 2017, comenzaron las obras de rehabilitación del edificio y del entorno de la iglesia Stella Maris, como respuesta a la demanda histórica vecinal y el uso al que que se se le iba dotar.


El edificio se ha convertido en el Centro de Educación Ambiental y Cultural Maris Stella (Usera), donde se realizan exposiciones, eventos, conferencias, etc..




Y el Balcón el Stella es la cafetería-restaurante del centro. Es interesante, conocer bien la historia para no repetirla. Por eso, cuando estéis un día contemplando esos maravillosos anocheceres, sentados en la terraza, saboreando una buena copa, pensad en la cantidad de personas que poblaron ese espacio, de sus penurias, de sus vidas totalmente destruidas por la droga (en muchos casos), de su carencia de casi todo que ahora tenemos nosotros, y pensad ¿Cómo es posible que al final se convirtiera en un sitio tan hermoso? Se me ocurre citar los versos del poeta norteamericano Walt Whitman:


La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa: Tu puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.


Bibliografía


86 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page