top of page
  • Foto del escritorAlucinos

Miradas con alma

23 de octubre de 2023




Yo creo que sobran las palabras ¿ no os parece?


En nuestra asociación, empezamos un nuevo proyecto de ayuda bidireccional con el Centro de Rehabilitación Canina Chuchos con Clase.


Segun se recoge en la página web de esta asociación, ' es una empresa dedicada a la rehabilitación del comportamiento y la psicología canina, al cuidado de perros tanto de protectoras hasta que encuentran una familia, como de particulares que se quieren ir de vacaciones y dejar a su perro en un sitio de confianza. En esta residencia intentamos que los perros se sientan como en casa, viven todos sueltos y juntos en la finca interactuando y relacionándose como perros que son. Sin perder su esencia. También trabajamos dando curso de obediencia para que tu perro se divierta a la par que aprende a gestionar sus emociones y conductas.


En muchas ocasiones y muy a menudo con las personas que participan en la asociación en diferentes proyectos son juzgadas o se sienten juzgadas por sus historias de vida, muchas de ellas muy dañadas, otras no, o con piedras en sus mochilas.


Cuando vamos a Chuchos con Clase, surge la magia de dejar esa mochila pesada de lado, para cuidar a los perros que se encuentra en el centro de rehabilitación, muchos de ellos dañados por las personas. Gracias a que los perros no nos juzgan , podemos crear vínculos muy sanos, en los que poder cuidar y cuidarse. Esta es la base con la que empieza este proyecto


Para ello, están yendo personas que están cumpliendo medidas judiciales y gente que participa en la asociación para ayudar a los perros que se encuentra en el centro de rehabilitación Chuchos con Clase.


Las terapias con animales son una herramienta que cada día se utiliza más en proyectos de ayuda a personas que sufren por soledad o depresión o que tienen trastornos o enfermedades crónicas. Sobre todo los perros, que son animales más sociables inicialmente, ayudan mucho y pueden ser unos grandes amigos de personas a quienes les cueste relacionarse o desarrollar comportamientos más cariñosos o empáticos.

A menudo sucede que el amor por los animales consigue ayudar a superar estas dificultades, y hace que estas personas hagan un avance muy notable cuando se encuentran cerca de estos animales.


Lo mismo ocurre con las personas mayores o que viven solas. Cuando estas personas están acompañadas de animales, cambia su rutina y, con ella, su humor. El amor por los animales de compañía crece aún más si cabe en estas situaciones en las que son de gran ayuda para no sentirse solos, y, a la vez, sentirse útiles y realizados.


La empatía, el buen humor, la responsabilidad… Son cualidades que podemos adquirir a nivel personal y que, a gran escala, contribuyen a generar una sociedad mejor, más pacífica y responsable de sus actos. Así, el amor por los animales es el primer escalón para crear un mundo en el que sus habitantes conviven en armonía y en un ambiente de respeto y colaboración mutua.








42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page