top of page
  • elfesa4

Jornada en la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense

abril 2024


Desde hace varios años, Alucinos La Salle, organiza una jornada para los alumnos de psicología de la universidad complutense sobre las personas que han estado durante un periodo en la cárcel. En estas charlas, un foro de debate y reflexión, siempre se encuentra un excluso, que es quien mejor puede describir sus experiencias, así como las consecuencias que se derivan de ellas después de ser ya una persona libre. En esta jornada participan también la Asociación Libertad en Acción y varios profesores de la facultad.



Nos ha parecido interesante trasladar a estas páginas parte de un estudio muy bueno sobre la problemática de la población reclusa titulado Actitudes hacia los reclusos y hacia la reinserción e inclusión social de los exreclusos, en esta dirección


Población reclusa.


Una persona reclusa, según Sánchez Pineda (2007) es considerada un ser normal que libremente opta por la violación de la norma social casi siempre a consecuencia del sistema político y económico en el que se encuentra inmerso en la sociedad. Las principales características que nos encontramos de este colectivo, según el muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona (2012), son:

- Toxicomanía, Egocentrismo.- Tensión. - Miedo. - Agresividad. - Desconfianza. - Expectativas mal ajustadas. Tanto la población preventiva como la penada tienden a distorsionar la situación que van a encontrar cuando obtengan la libertad.- Baja tolerancia a la frustración. - Incapacidad para esforzarse. - Alta Impulsividad. - Locus de control externo. La persona considera que lo que pasa depende de factores externos, de la suerte, por lo tanto tampoco se considerara capaz de controlar su entorno.


A nivel psicosocial, según señalan Díez, Calvo-de León y González (2009), las principales características de los reclusos son: no tomar decisiones, desmotivación y baja autoestima, sin iniciativas, falta de autonomía, agresividad, sentimiento de enemistad con la sociedad, carencias afectivas y déficit de habilidades sociales, desconfianza hacia la institución, procedencia de familias sin trabajo con un bajo nivel sociocultural


Actitudes hacia los reclusos


Es interesante señalar que la mayoría de las personas con una formación académica previa, sobre todo universitaria, presentaran una aceptación mayor, y por lo tanto, una actitud más integradora hacia este colectivo. Con lo cual el aprendizaje es un pilar fundamental para ampliar nuestros conocimientos de cara a la realidad que nos rodea, influyendo muchas veces de manera positiva como en el caso de este trabajo, siendo protagonista la población reclusa. Siguiendo con las actitudes positivas, las personas que actualmente se están formando, o tienen trabajo destacan sobre las demás, con esto se comprende que el estar más en contacto con las personas en el día a día, hace que se genere una visión más amplia de la realidad en la que nos encontramos, apostando por la inclusión, integración y reinserción de todos aquellos colectivos vulnerables.


- Asimismo, en lo que respecta a las actitudes hacia la reinserción e inclusión social de los ex reclusos, gran parte de las personas encuestadas apoyan positivamente esta tarea. A pesar de ello, en este estudio se han generado algunas distinciones; no es lo mismo apostar por una reinserción e inclusión de la población ex reclusa que convivir con ella personalmente, es decir, la actitud de la sociedad varía dependiendo en la situación en la que se encuentre, un claro ejemplo es cuando se les pregunta si iniciarían una relación sabiendo que esa persona ha estado en prisión o si tratarían de forma diferente a un compañero si se entera que ha estado en prisión, son momentos en los que la sociedad duda, y es ahí cuando aparecen, a pesar de la minoría, los prejuicios.


Resumiendo y con los resultados de este estudio,  un alto porcentaje de la población ha mostrado tener actitudes positivas hacia la población reclusa y hacia la reinserción e inclusión social de la población ex reclusa, no viéndose diferencias importantes entre ambos aspectos


Cierto es que, en menor medida, se reflejan actitudes negativas que se deben cambiar para conseguir una armonía y bienestar social. La información que se transmite es una de las claves para que la educación y culturización de la sociedad cambie, especialmente la transmitida por los medios de comunicación, siendo éstos grandes especialistas en generar aceptación o rechazo dependiendo de sus beneficios e ideologías, dado el gran alcance social y credibilidad que tienen hacia los ciudadanos.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page