• elfesa4

Informe sobre el colectivo de Mujeres TRANS* en contexto de prostitución

Actualizado: 5 abr

4 de abril de 2022


El informe cuyo título encabeza esta nota, ha sido realizado por la Asociación Imagina MÁS, creada en el año 2011, y 'que tiene como objetivo principal trabajar tanto en los ámbitos de la salud, educación, formación, prevención, reducción del estigma y discriminación, exclusión social y laboral, así como fomentar la igualdad y diversidad principalmente en los colectivos más vulnerables: personas con VIH y otras ITS o en riesgo de adquirirlo, mujeres, personas migrantes, colectivo LGTBIAQ+, personas que ejercen la prostitución (PEP), jóvenes, personas mayores y personas en consumo de drogas emergentes y otras sustancias psicoactivas. Las actividades que desarrolla se agrupan en estas 3 áreas: salud sexual, diversidad e igualdad.


Podeis leer este informe en el enlace siguiente:

Las-olvidadas-informe-mujeres-trans-que-ejercen-prostitucion
.pdf
Download PDF • 5.29MB

No es un secreto el reconocer que el colectivo de personas LGTB tienen sus derechos cercenados en mayor o menor medida en la totalidad de diferentes países. De este modo, a las personas LGTB se les niega el derecho al acceso a los derechos básicos, civiles, políticos sociales y economicos bien en las leyes, bien en practicas que se ven bien por la comunidad


El presente estudio está formado solo por mujeres TRANS que su medio de vida es la prostitución, y nos parece un documento interesante e ilustrativo del grado de marginalidad que sufren estas mujeres.


A continuación, os presentamos las conclusiones obtenidas de dicho estudio::


Visibilizar la situación de las mujeres trans* en contexto de prostitución, pero no desde la victimización y paternalismo, sino desde el conocimiento de sus interseccionalidades y a través de acciones integrales, entendiendo que son sujetos de derecho.

• Llevar a cabo la protección de las infancias trans*, mediante el acompañamiento a las familias para evitar el abandono y el rechazo desde la infancia o adolescencia en dichas personas que puede llevar a una situación de vulnerabilidad muy grave.

• Garantizar el derecho a la autodeterminación de género, así como proteger y garantizar el derecho a la salud integral, efectiva y de calidad. La no adecuación del nombre sentido con el nombre legal, de acuerdo a los datos recogidos, es uno de los factores de exposición a la violencia más cotidianos, por ello es necesario una ley integral que garantice y facilite el cambio registral, desde la autodeterminación y contemplando a las personas residentes (NIE).

• Promover la formación y la sensibilización tanto en organismos públicos como privados para garantizar el acceso y el trato adecuado en Centros de salud, Centros Hospitalarios, Centros de Servicios Sociales, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, centros laborales y educativos.

• Promover la seguridad y el respeto a la diversidad en los espacios públicos a través de campañas de sensibilización a población general.

• Contemplar a las TTS en situación de exclusión social como beneficiarias específicas en los planes y programas de acceso a la vivienda para colectivos vulnerables, así como garantizar el acceso a ayudas al alquiler teniendo en cuenta la situación específica del colectivo, mediante acreditación de ingresos percibidos a través de entidades sociales o CSS.

• Garantizar el derecho al empleo para todas aquellas TTS que deseen el abandono de la prostitución, sin sufrir ningún tipo de discriminación en ninguna etapa del proceso, es decir en los procesos de selección y dentro de la empresa. Para 38 39 ello, es necesario generar y mantener los programas específicos de mejora de la empleabilidad y en relación al mundo empresarial es fundamental incidir en la sensibilización en empresas para generar oportunidades basadas en el respeto a la diversidad y acorde a la legislación vigente en materia de igualdad. De esta forma, aumentando sus oportunidades, se aumentaría su margen de decisión respecto a las condiciones dentro mercado laboral y dentro del ejercicio de la prostitución.

• Implementar una cuota laboral trans* como incentivo a la contratación.

• Facilitar el empadronamiento desde los centros públicos para que todas las personas tengan acceso a los servicios y prestaciones. En cuanto a las prestaciones, para llegar a todas las personas objeto de las mismas, se deben reducir su burocratización, siendo más agiles y accesibles, sin olvidar la brecha digital (competencias y acceso a internet) de la población vulnerable.

• Promover la despatologización (diagnóstico) y desmedicalización (para quienes no quieran someterse a tratamiento hormonal o cirugías), sin dejar por ello, de garantizar el derecho a una atención integral de la salud (acompañamiento psicológico, tratamiento hormonal, proceso quirúrgico, material prostético, tratamientos de modulación del tono y timbre de voz).

• Sensibilización en la percepción del riesgo de ITS/VIH con parejas afectivosexuales. El ideario social del amor romántico, suele ir asociado a la dependencia de la pareja y a la pérdida de autonomía en la negociación del uso del preservativo, entre otras razones, por el discurso social sobre la confianza en la pareja, según el cual el preservativo no es compatible con la fidelidad. En el caso de las personas en contexto de prostitución, suele identificarse como una forma clara de diferenciar la relación con un cliente y con la pareja. De esta forma se identifica el riesgo asociado a los clientes, como indican los datos, pero no con sus parejas afectivo-sexuales.

• Promoción de PrEP: Cumpliendo los criterios para la selección de las personas beneficiarias de acuerdo al PNS, (Ministerio de Sanidad, febrero 2020), hasta la fecha, no se ha realizado ninguna campaña informativa específica para personas en contexto de prostitución, para que puedan, desde la información, decidir si quieren iniciar o no en PrEP.

• Garantizar el acceso a tratamiento de ITS/VIH para las personas en situación administrativa irregular.

• Prevención y promoción de la salud mental: Los datos de salud mental en este estudio, pero también dentro de la sociedad, son preocupantes. En este punto, el derecho al acceso a ser atendida por una especialista en salud mental ya existe. Pero, se requieren más recursos humanos y materiales y que los recursos sean económicamente accesibles para toda la sociedad para que este derecho sea real y se pueda así situar la salud mental en el centro del bienestar y de la salud general a nivel individual y social. INFORME SOBRE EL COLECTIVO DE MUJERES TRANS* EN CONTEXTO DE PROSTITUCIÓN LAS OLVIDADAS

• Garantizar la continuidad de las entidades del tercer sector que intervienen con el colectivo, al demostrar la funcionalidad como puente de inclusión a nivel social, sanitario, laboral e institucional.

• Colaboración interprofesional e institucional: Los niveles de violencia que sufren son alarmantes y multicausales debido a las interseccionalidades que las atraviesan. Se necesitan intervenciones multidisciplinares y de colaboración entre diferentes recursos e instituciones para poder afrontar la complejidad y las consecuencias negativas que las violencias generan.

• Formación para la sensibilización del conjunto de profesionales que intervienen con el colectivo. Las personas trans* siguen sin tener garantizado algo tan básico para su bienestar como el conocimiento en realidades trans* y el respeto por parte de profesionales de servicios públicos, quedando a expensas del interés particular de cada profesional. Además de la identidad de género, el hecho de ejercer prostitución, continúa siendo estigmatizante, generando una barrera a la hora de acceder a los servicios o de expresar con claridad su situación vital.

• Reconocer que las personas trans* tejen redes de contención y que éstas se convierten en sus familias cuando son expulsadas o no reconocidas por quienes comparten un lazo sanguíneo. Por ello las medidas que pretenden asistir a las familias también deben contemplar y aceptar otras formas de vincularse.






7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo