• elfesa4

14/10/2020. El 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación

Dentro de los ODS, el segundo es precisamente Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y una mejor nutrición y promover la agricultura sostenible



Erradicar el hambre y lograr la seguridad alimentaria sigue siendo un desafío, más aún a raíz de la crisis del COVID-19. A nivel mundial, el hambre y la inseguridad alimentaria han ido en aumento y la desnutrición aún afecta a millones de niños. Es probable que la situación empeore debido a la desaceleración económica y las perturbaciones causadas por una recesión provocada por una pandemia. (Fuente: https://unstats.un.org/sdgs/report/2020/goal-02/


Además de COVID-19, el aumento de la langosta del desierto en seis países de África oriental y Yemen, donde 35 millones de personas ya están experimentando una inseguridad alimentaria aguda, sigue siendo alarmante. Para mitigar las amenazas que plantea la pandemia a las poblaciones vulnerables, los países deben tomar medidas inmediatas para mantener el flujo del comercio, fortalecer las cadenas de suministro de alimentos y aumentar la producción agrícola.


Es probable que los recientes aumentos en la inseguridad alimentaria empeoren como resultado del COVID-19


Desde 2014, la prevalencia mundial de la subnutrición (inseguridad alimentaria crónica) se ha mantenido prácticamente sin cambios, ligeramente por debajo del 9%. Sin embargo, el número total de personas que pasan hambre ha aumentado lentamente durante varios años consecutivos. Casi 690 millones de personas estaban desnutridas en 2019, casi 60 millones más que en 2014.


Eliminar el hambre por sí solo no garantizará que todos tengan acceso a suficientes alimentos nutritivos. Se estima que el 25,9% de la población mundial (2.000 millones de personas) se vio afectada por una inseguridad alimentaria moderada o grave en 2019, un aumento del 22,4% en 2014. Las personas que experimentan inseguridad alimentaria moderada normalmente no pueden comer una dieta sana y equilibrada de forma regular debido a las limitaciones de ingresos u otros recursos.


Aquellos que enfrentan una inseguridad alimentaria severa (alrededor de 750 millones de personas) tienden a quedarse sin alimentos y, en el peor de los casos, pasan uno o varios días sin comer. El reciente aumento de la inseguridad alimentaria se debió principalmente al empeoramiento de la situación en el África subsahariana y América Latina. Las estimaciones para 2016-2019 también indican que la inseguridad alimentaria fue mayor entre las mujeres adultas que entre los hombres en todas las regiones.




Además, el COVID-19 representa una amenaza adicional para los sistemas alimentarios, reduciendo indirectamente el poder adquisitivo y la capacidad de producir y distribuir alimentos, lo que afecta a las poblaciones más vulnerables.


En 2020, hasta 132 millones más de personas pueden sufrir desnutrición debido a COVID-19.


Hambre en España


Según un reciente estudio, en España, las personas con problemas alimenticios rondaban las 600.000, sin embargo, un informe, también de 2017, de la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales subía el número hasta los 2 millones. En España La pandemia aflora el hambre: las peticiones de ayuda para comer crecen hasta un 50% en las grandes ciudades


Los ayuntamientos registran una avalancha de peticiones de ayudas de emergencia y de reparto domiciliario de alimentos de hogares a los que la 'hibernación' de la actividad económica por el coronavirus ha dejado sin recursos para subsistir.


Dado que no sabemos con exactitud el número de hambrientos que hay en el mundo, tomaremos como referencia las estimaciones que regularmente publica la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO en sus siglas en inglés). En su último informe (publicado en septiembre de 2018), la FAO estima que en el año 2017 casi 821 millones de personas en el mundo pasaron hambre, es decir una de cada nueve. Según este mismo informe esto supone un considerable aumento con respecto a 2014, año en el que "solo" pasaban hambre 783 millones de personas.




11 vistas
Síguenos
instagram1.jpg
  • Facebook Clean
twuiter1.jpg