Una nueva forma de comercio

18 de mayo de 2020

 

Este artículo ha sido publicado por Madrid Diferente

“Para los que desconozcan el término, un supermercado colaborativo es un supermercado que promueve un consumo sano y responsable, valiéndose para ello de pequeños productores y de cercanía, y en el que los cooperativistas pueden adquirir los productos a un precio inferior al ofrecido por los comercios convencionales a cambio de dedicar unas horas de trabajo al proyecto.

Se trata de un concepto -hasta la fecha- inédito en nuestro país pero que sí que cuenta con exitosos precedentes en Nueva York, donde su fundó el primer supermercado cooperativo en 1973, Park Slope Food Coop, y que cuenta con más de 17.000 cooperativistas a día de hoy; o en París, donde arrancó un proyecto en la misma línea en 2016, la Louve.

 

En Madrid hemos tenido que esperar a 2020 para la puesta en marcha de iniciativas similares. Una de las más avanzadas es La Osa, un supermercado cooperativo y participativo que planea abrir en la segunda mitad del año en el barrio de Tetuán / Ventilla (Avda. de Asturias, 57), y que aseguran el más grande de la ciudad, con más de 800 metros cuadrados.

La idea inicial surgió de los responsables de la tienda 2decologico en Malasaña, que además han contado con el asesoramiento del proyecto de economía social MARES. Hasta el momento, han conseguido reunir a casi 1.000 asociados, que serán los propietarios y únicos clientes del súper en el que, además de productos saludables y respetuosos con el medio ambiente (entre sus principios fundamentales se encuentra la reducción de los envases de plástico y promover el reciclaje total), también podrán adquirirse productos de otras marcas generalistas, desde alimentos frescos y surtidos de graneles a productos de higiene, cosmética o limpieza; el único requisito que se exigirá es que tengan bajo impacto medioambiental. Y lo mejor: a precios entre un 20 y 40% más baratos que los ofertados en otros súper. Porque si algo tienen claro sus artífices es que La Osa no tiene un fin lucrativo; todos los beneficios se invertirán en la cooperativa que para mantenerse necesitará del trabajo voluntario de los socios

La Louve. Paris

Park Slope Food Coop, Nueva York

Socios y clientes

 

Para formar parte de la cooperativa sólo hay que pagar una cuota de 100 euros y dedicar tres horas cada cuatro semanas a ayudar en las tareas del supermercado, ya sea para reponer, cobrar, limpiar o participar en labores de gestión (la colaboración es obligatoria, no participar implica la pérdida de los beneficios por ser cooperativista). De la coordinación de estas tareas se ocupa un equipo de profesionales que también se responsabiliza de efectuar las compras a proveedores y de supervisar la actividad diaria del súper.

Los cooperativistas van a poder participar en todas las decisiones estratégicas de la cooperativa, incluso podrán solicitar los productos que quieren encontrar. Y es que más allá del consumo sostenible y contribuir a la democratización de los precios, el supermercado es también una oportunidad para generar comunidad y sentimiento de pertenencia entre sus miembros. Y en esta nueva red de relaciones, también miran a la gente del barrio en el que se localizan; y no solo como potenciales cooperativistas: son conscientes de que su llegada es también un impulso para los comercios de la zona, lo que termina contribuyendo a la prosperidad de sus vecinos.

Aceptando estas condiciones, cualquiera puede formar parte del proyecto. Y no solo como cooperativista, también puedes participar en la campaña de crowfunding para la puesta en marcha del espacio en Ventilla aportando fondos que permitan alcanzar el capital mínimo necesario para la obtención del préstamo bancario necesario que sufrague todos los gastos de construcción, licencias y demás trámites legales. Cuanto antes lo consigan, antes podrá abrir sus puertas.

Puedes informarte de las diferentes opciones en las reuniones que se organizan semanalmente en 2decologico (Noviciado 9, <Noviciado>).

Como ellos mismos predican «la buena alimentación comienza cambiando la forma en que compramos». Solo está en tu mano quererte sumar al cambio.”

Síguenos
instagram1.jpg
  • Facebook Clean
twuiter1.jpg