28 de marzo de 2019

 

 

Dentro del programa Seguimiento y Apoyo Integral a personas en cumplimiento de condena, el pasado 19 de marzo tuvo lugar un encuentro entre estudiantes de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid entre personas ex  reclusas y psicólogos de la Asociación Alucinos.

 

Cuando una persona lleva en prisión un periodo largo, está acostumbrado a seguir una estructura y funcionamiento rígidos y, que puede llegar, y es lo que ocurre en una gran mayoría de casos, a condicionar la personalidad con la sensación de no saber qué hacer.

 

Es evidente que los lazos familiares son fundamentales para ayudar a estas personas a que empiecen a funcionar por ellas mismas, sin tener que seguir ciegamente unas reglas como han venido haciendo en prisión. Además, deben de buscar un empleo, de forma casi inmediata pues es la única forma que tiene para no delinquir de nuevo y que la historia se repita. Sin embargo, en una situación en la que se ha perdido toda la autoestima que al principio el individuo tenía, junto con la desconexión de un mundo que ha seguido cambiando y del que el ha estado al margen, es francamente difícil

 

Pero además, tenemos que pensar que existen también personas que estando en este mismo colectivo, no poseen ni familia, etc. para afrontar este primer momento al que nos estamos refiriendo.

.

Asociaciones como la nuestra constituyen  una salida que les puede permitir llegar a tener una vida normal. Así les ofrecemos un sitio donde sientan ese arraigo de que carecen, formación en el aprendizaje de habilidades sociales, formación en algunas disciplinas en las que Alucinos cuenta con una sobrada experiencia y que les puede ayudar a conseguir trabajo.

 

En aquellos casos en que la persona  que entra en prisión, pueda originar problemas que incluso puedan afectar a la perdida de la custodia de los hijos, también se ofrece diferente tipo de ayudas a los familiares afectados.

El hecho de que estas personas hayan estado con estudiantes universitarios, interesados en preguntarles sobre su vida en prisión, y después como han conseguido recuperarse e incluso conseguir trabajo, les proporciona una inyección de autoestima y de interés por un mundo que ellos pensaban que eran transparentes

Finalmente, queremos resaltar, que unos de los principales objetivos de estos talleres, es la salida a la luz de numerosas fallos en los servicios sociales dentro de la prisión. Es decir, la monitorización de los presos por parte de los responsables, ya sean psicólogos, trabajadores sociales.. es importante, y  deseamos que estas nuevas generaciones, si deciden trabajar en el sistema carcelario, sea conscientes de su responsabilidad de este colectivo de personas  

           

Los próximos talleres tendrán lugar en:

           

    - 3 de Abril 2019, 12:30 a 13:30 en la semana cultural de la Facultad de Educación social.

   - 4 de Abril 2019, de 10:30 a 12:30 en la mesa redonda de la Facultad de Psicología.

    -30 de Abril 2019, de 11:30 a 13:30 en la Facultad de Trabajo Social.

Síguenos
instagram1.jpg
  • Facebook Clean
twuiter1.jpg